Admite el gobierno estatal que no se han colocado chips en piezas de museo

El gobernador Luis Miguel Barbosa reconoció esta mañana, en su rueda de prensa matutina, que los chips que se colocarían en todas las piezas de los museos que dependen del gobierno estatal, y que en teoría las protegerían de posibles pérdidas y sustracciones, ni siquiera han sido adquiridos por su administración.

“Efectivamente no se han adquirido los chips”, admitió el mandatario, “pero la información que yo tenía era que ya se había avanzado. En la realidad, no se han adquirido”.

Esto confirma la investigación del periodista Eduardo Colín, del diario digital El Popular, quien informó el pasado 24 de junio que el proyecto de colocación de chips electrónicos en las piezas de museo no existe, pues así lo reconoció la Secretaría de Cultura en respuesta a una solicitud de información donde se pidió copia de los contratos o convenios existentes sobre el tema.

“A la fecha no se encuentra un contrato formalizado”, respondió la dependencia a dicho diario. “Sin embargo, le informo que las acciones que se están llevando a cabo se encuentra en etapa previa que consta el levantamiento de inventario, identificación y clasificación de piezas, evaluación tecnológica disponible y demás procedimientos administrativos para su contratación”.

Desde diciembre del año pasado, sin embargo, el aún secretario de Cultura estatal, Sergio Vergara Berdejo, ha afirmado públicamente en varias ocasiones que dicho programa lleva avances.

El 24 de enero de este año, por ejemplo, durante un evento dirigido a la prensa donde la secretaría firmó un convenio con el equipo de beisbol Pericos, el funcionario aseguró que existía un avance de 12 por ciento en la colocación de chips.

“En relación a los chips que se iban a colocar a las piezas museísticas, ¿cómo van?”, preguntó aquel día un reportero.

“Vamos muy bien”, respondió Sergio Vergara. “Acuérdense que para poner el chip, cada uno es como un QR, tiene la historia de cada pieza. Ahorita lo que vamos avanzando de las fichas es la historia de cada pieza museográfica, desde que llegó la pieza hasta la parte que ahorita tenemos, hasta los deterioros. Los chips, independientemente de la custodia, nos va a permitir tener la historia de cada uno (…)”.

“¿Cuántas piezas van?”, insistió el comunicador.

“No”, dijo el funcionario. “Acuérdense que tenemos 160 mil, tenemos como 12 por ciento apenas”.

Más adelante, en ocasiones diversas, Vergara Berdejo ha asegurado ante la prensa llevar distintos porcentajes de avance en la colocación de chips.

Es de recordar que este proyecto surgió después de una extensa auditoría que realizaron en conjunto las secretarías de la Función Pública y de Cultura sobre el acervo de todos los museos que dependen del gobierno estatal —como los museos José Luis Bello y González, San Pedro y Barroco—, en la que se encontraron diversas inconsistencias, como sustracciones, pérdidas, sustituciones y catalogaciones incompletas.

En teoría, la colocación de estos chips protegería a las piezas de posibles malos usos, aunque es una práctica poco usada en el medio de museos a nivel internacional, donde se prefieren medidas de catalogación minuciosas sin colocación de chips de rastreo.

Hasta el momento, los catálogos de los acervos museísticos de Puebla no son públicos. En respuesta a una solicitud de información realizada por LUMBRERAS, con folio 211627122000051, en febrero de este año, el organismo Museos Puebla ocultó la información bajo el argumento de que se encuentra reservada.

“Lo anterior”, dijo la dependencia en el documento generado, “por tratarse de procesos de auditoría que no han culminado y en consecuencia por no existir aun resultados o conclusiones definitivas dentro de la misma”.

Catalogos de museos reservados by Josué Viramontes on Scribd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.