Reto Docs cumple un lustro de impulsar el cine documental

26 proyecciones, 17 películas, cinco sedes y la grabación de tres cortometrajes inéditos con historias enmarcadas en la capital poblana forman parte de la nueva edición del Reto Docs, proyecto que cumple cinco años de impulsar la creación de cine documental en el estado de Puebla.

El objetivo principal de Reto Doc, recordó Inti Cordera, director ejecutivo del certamen, consiste en filmar historias locales, dirigidas por creadores locales, en un tiempo máximo de cien horas, es decir, poco más de cuatro días. 

Sin especificar el número de proyectos recibidos este 2022, el promotor cinematográfico señaló en rueda de prensa que hubo una respuesta “nutrida” a la convocatoria correspondiente y tres finalistas.

La primera de ellas es Tres: súbase, agárrese y cállese, dirigida por Jorge Enrique González Venegas y en la que participan Ivana Landeros, Víctor Morales y Ulises Ortiz.

La sinopsis indica que el corto documentará a Beto, un chófer de la ruta 3 del transporte público que debe mostrarle a todo aquel que se interponga en su rutina que él tiene el control sobre su reino.

Otro proyecto que tendrá el reto de producirse y editarse en cien horas es La dinastía, comandado por Silvia Mariana Lara Ibarra y cuyo equipo está integrado por José de Jesús Jiménez, Roberto Campos y Jocelyn Martínez.

La presentación de Reto DocsPuebla 2022. Foto: Jaime López

El protagonista de esta película será “El tigre rojo”, un legendario luchador poblano con casi tres décadas y media de trayectoria que contará su historia de vida, en la que ha sufrido lesiones y fuertes golpes.

El tercer cortometraje participante se titula Enseñando a resistir, de Marion Báez González, quien encabeza el crew, formado por Hilda Díaz Sayago, María Paola González, Alexandra Zamora Morán y Carmina Álvarez Sánchez.

El argumento se centrará en Lu, mujer que comparte su pasión por el baile y la lucha por crear una comunidad de danzas urbanas a través de la enseñanza comprensiva. La protagonista cree en el potencial que la ciudad tiene para albergar un colectivo de danza.

El director ejecutivo de Reto Docs, Inti Cordera, destacó ante los medios de comunicación que, a lo largo de un lustro, se ha apoyado la realización de 22 cintas de corto aliento, las cuales han retratado distintos personajes y tópicos de la entidad poblana.

“Probablemente”, añadió, “uno de los ejes más importantes del festival, de nuestra organización, es lo que siempre digo, poder prestarles los juguetes”.

Con la proyección de distintas producciones, el Reto Docs 2022 comenzará sus actividades el próximo 23 de junio, mientras que el 30 del mismo se presentarán los cortes finales de los trabajos seleccionados.

Presentarán Plataforma Mx

A ello se suma la presentación de Plataforma Mx, una incubadora que realiza talleres regionales y que apoya proyectos en desarrollo con la finalidad de prepararlos para competir y madurar en el mercado nacional e internacional.

Entre los trabajos a exhibirse, destacan tres producciones poblanas: Antes había…, La laguna que habito y Lo que no fue para mí.

La primera película de ellas fue dirigida por Eloísa Juárez Romero y Ana Patricia Ventura, y cuenta el andar de Encarnación, un campesino de 77 años de Acatzingo, Puebla, que ha notado que las aves están desapareciendo por la destrucción del hábitat, a pesar del significado que tienen para su pueblo y cosmovisión. Por eso, en la cinta hace un llamado para evitar la extinción no solo de las aves, sino también del hombre.

Por otro lado, La laguna que habito se adentra en la comunidad de San Felipe Xochiltepec, que era el hogar de dos seres mitológicos: una sirena y una madre. Un día huyeron para sentirse mejor, pero la sirena no tardó en regresar para revivir al pueblo. Hoy, la madre vuelve, recordando que, así como la sirena, ella también puede encontrar un refugio en su comunidad natal.

El cortometraje mencionado está codirigido por Armando Aguilar y Eloísa Rosales.

Finalmente, Lo que no fue para mí, comandada por Daniela Campos Garnica, retrata la historia de la joven activista Marisol Díaz, originaria del municipio de Huauchinango, quien narra el paso del movimiento feminista dentro de su pueblo, donde ideologías arcaicas siguen teniendo un gran peso en sus habitantes.

Reto Docs 2022 también incluye la actividad denominada “Doc Talk Cinema: diálogos sobre el cine documental”, en la que estudiantes conversarán acerca de la importancia de los procesos de investigación y planeación para el desarrollo de proyectos de no ficción.

Las cinco sedes del Reto Docs 2022 son la cinemateca Luis Buñuel, la Casa de Cultura, la Escuela Cinema, el Teatro de la Ciudad y el espacio independiente de exhibición MUSA (2 Oriente 809, Centro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.