Exponen arte textil que reflexiona en torno al silencio

La exposición “Silencio y recorrido”, disponible hasta el 29 de mayo en la sala Juan Tinoco de la Casa de la Cultura de Puebla, incluye la obra de arte textil de tres creadores que han explorado el bordado y diversas técnicas desde un abordaje contemporáneo para hablar sobre temas tanto intimistas como políticos.

Karla Hernández, Gabriela Farías y Nicolás Marín “Mr. Poper” son los tres artistas que proponen, en esta exposición, curada por la también artista María Eugenia Jiménez Melo, una serie de piezas hiladas por el bordado: desde interiores de habitaciones trazadas con hilo en lienzos blancos, hasta imágenes de tinte político bordadas sobre camisas blancas y postales intervenidas con hilos y cabellos.

Una de las piezas de bordado de la exposición. Foto: Alejandro Jiménez

La exposición, contó María Eugenia Jiménez Melo en una breve charla con LUMBRERAS, nació gracias a “To2: Entre todos podemos todo”, un proyecto de gestión encabezado por ella misma que nació en el primer año de la pandemia de covid-19 y consistió en un programa de venta de obras de arte producidas por creadores locales en beneficio de organizaciones de la sociedad civil que vieron reducidos sus recursos en esta etapa.

A la par del programa de venta, se realizó también un catálogo virtual con la obra que participó en este proyecto. Fue a partir de este catálogo, relató la artista plástica, que se planteó la idea de hacer un par de exposiciones colectivas con la obra de los artistas participantes. Ya que María Eugenia no realiza obras de arte textil, decidió empezar por ahí su trabajo curatorial.

Las piezas de Nicolás Marín están hechas con camisas blancas. Foto: Alejandro Jiménez

“Es la segunda curaduría que hago en mi vida”, contó María Eugenia, “así que pensé en lo textil para la primera de dos o tres exposiciones en colaboración con la Secretaría de Cultura de Puebla. Obviamente me atrajeron más, me habla más, lo que yo no puedo hacer, o lo que siento como lejano o difícil. El textil requiere una actitud que yo no tengo ni de broma”.

Lejos de imponer un guion curatorial para la exposición “Silencio y recorrido”, María Eugenia prefirió “ir encontrando estas cosas comunes en los tres artistas, ideas que los unen, y fueron fluyendo varias cosas”.

“Me di cuenta”, dijo, “que todos tienen una presencia del silencio muy interesante, o al menos yo la encontré, el recorrido es muy claro, pero la idea del silencio es la que me movió más”.

Hay postales intervenidas con bordado. Foto: Alejandro Jiménez

Finalmente, la exposición se sella con una pieza colectiva en la que participaron los tres artistas, además de su curadora, donde confluyen los intereses temáticos y estéticos de todos los participantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.