Imparten taller de cine en lengua de señas mexicana

El Laboratorio de lo Invisible es un proyecto impulsado desde 2017 por Dana Albicker y Moisés García con la finalidad principal de crear producciones artísticas de todo tipo en cuya creación tengan un rol relevante las personas ciegas y sordas.

Para ello, los también realizadores cinematográficos han organizado o gestionado distintos talleres profesionales para conocer las herramientas necesarias para contar una historia, ya sea en la pantalla grande o en otro tipo de plataformas, como los fanzines.

Desde el pasado 13 de junio, Laboratorio de lo Invisible llevan a cabo un taller de cine en lengua de señas mexicana (LSM), encabezado por el cineasta no oyente Alex Gallardo, que combina la virtualidad con las clases presenciales.

“Ahora estamos en el taller de cine con Alex Gallardo”, contó Moisés García en entrevista para LUMBRERAS. “Él es sordo, es cineasta y ha estado trabajando todas estas producciones, las suyas propias, tanto, que lo invitamos a que diera este taller en el Laboratorio de lo Invisible”.

Este taller tuvo dos sesiones en las instalaciones de Cinema Universidad, donde personas sordas de diferentes edades se dieron cita y pudieron aprender conceptos sobre los ángulos de las cámaras y el armado del equipo de iluminación.

“En lugar de que queramos meter a todo el mundo en un solo tipo de práctica”, explicó el gestor, “lo que hacemos es generar muchos tipos de prácticas con un montón de personas bien distintas, bien diversas, y esto va generando muchas más posibilidades”.

De acuerdo con García, la idea del proyecto es generar nuevas dinámicas colectivas, basadas en el concepto de comunalidad, además se contribuir al surgimiento de aprendizajes nuevos.

“Una de las cosas maravillosas que está pasado en el taller”, narró en entrevista, “es que están viniendo jóvenes de secundaria, están viniendo jóvenes universitarios, hombres y mujeres, por supuesto, y están viniendo personas adultas, estamos hablando de más de cincuenta años. Entonces, ahí hay una comunidad, a esto le llamamos comunidad sorda”.

Las personas sordas y el cine

Laboratorio de lo Invisible no cuenta con datos sobre la cantidad de personas sordas que participan en la industria audiovisual mexicana, pues en realidad no existen mediciones adecuadas.

Pese a ello, Moisés recuerda que en Puebla existen casos específicos de creadores sordos que han generado sus propias producciones, entre ellos Luis Payán, director del cortometraje 28N: comunidades sordas floreciendo.

“Mi opinión personal”, agrega Moisés García, “es que la sociedad, sea la sociedad mexicana o la sociedad mundial, pensada así, como sistema mundial, es totalmente excluyente. Entonces, Laboratorio de lo Invisible en realidad es el esfuerzo de un montón de personas de tratar de generar prácticas distintas”.

El taller de cine en lengua de señas mexicana es posible gracias a los fondos del Programa de Apoyo a la Docencia, Investigación y Difusión de las Artes (PADID), que promueve el Centro Nacional de las Artes (Cenart). Sin embargo, Moisés reconoció que hace falta mucho trabajo y disposición para cambiar la mentalidad de las personas y lograr que más instituciones se sumen al proyecto.

El taller de cine en lengua de señas mexicana se imparte a personas sordas de Puebla y Tlaxcala. Su última sesión se llevará a cabo el 7 de julio de manera virtual.

Comment 01

  1. 1 julio, 2022

    Sordo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.